Granadinos Ilustres. Parte 7: Yusuf I

Como ya dijimos, el mismo día del asesinato de Mohammed IV, el 25 de agosto de 1333, su hermano Yusuf fue nombrado emir con tan sólo 15 años para reinar como Yusuf I. De nuevo Fátima y Ridwan llevaron la tutela del rey.

1. La muerte de Fátima bint al-Ahmar

Fátima era ya bastante mayor, por lo que posiblemente su actividad política fue algo menor y puede que se limitara a seguir con el plan de construcción de los palacios, entre ellos el de Comares, ya a la sombra de Yusuf I, siguiendo la política arquitectónica de su hermano Mohammed III, aunque no hay evidencias reales.

Yusuf I fue emir de Granada durante la época de mayor esplendor de la dinastía
Figura representada en la Sala de los Reyes de la Alhambra, que perfectamente podría ser (o no) Yusuf I

Fátima fue despedida con grandes honores tras su muerte, según los escritos de ibn al-Jatib sobre este tema. Fue enterrada en la Rawda o Cementerio real que mandó construir su hermano Mohammed III (¿para limpiar su culpa por el asesinato de su propio padre, Mohammed II?). Sin embargo, ni el marido de Fátima, ni sus hermanos, ni su nieto Mohammed IV recibieron sepultura en este cementerio (siendo enterrados en el cementerio de la Sabika). Con el fallecimiento de esta sultana se cerraba una importantísima página en la historia de la dinastía nazarí y se sentaba un precedente que las princesas posteriores de la dinastía difícilmente pudieron igualar.

2. Yusuf I según ibn al-Jatib

Como cronista de la ciudad e historiador, ibn al-Jatib se encargó de describir (muy subjetivamente) al emir Yusuf I. De él dijo que fue <<la luna llena de los reyes y el ornato de los príncipes>>.

El emir Yusuf I quedó descrito como un hombre de tez blanca y luminosa. Un hombre fuerte, de ojos grandes, de cabello lacio y negro y barba espesa. Un emir, además, de agradable conversación.

Al parecer, también fue un hombre bastante inteligente al que le gustaba analizar todo detenidamente y un emir inclinado más a la paz que a la guerra.

En cuanto a sus gustos, Yusuf I sentía fascinación por las construcciones, pero también por los trajes y las joyas.

3. El reinado de Yusuf I

El siglo XIV no fue para nada fácil. Fue un siglo lleno de epidemias (oh, vaya…2021), sequías, plagas, guerras y guerras religiosas… Pero incluso así, el reinado de Yusuf I fue una de las épocas de mayor esplendor del Reino de Granada.

Fue Yusuf I quien inauguró La Madraza, la primera Universidad que tuvo Granada, muy cerquita de la Mezquita Aljama. Con la creación de la Madraza, Yusuf I se aseguraba cierto control estatal de la enseñanza del Islam.

Yusuf I también impuso que hubiera una mezquita en cada lugar en el que viviesen al menos doce familias. Imaginad el paisaje de Granada en aquella época, lleno de minaretes y llamadas a la oración.

Parece ser que a él también podría atribuirse la construcción de la Alhóndiga Nueva (hoy conocida como Corral del Carbón), que estaría conectada mediante el Puente Nuevo (construido en la misma época) al margen derecho del río Darro. Todos estos edificios se sitúan relativamente cerca los unos de los otros, lo que significa que Yusuf I quiso dar total centralidad a esta zona, convertirla en el centro neurálgico de la ciudad de Granada (y de hecho, lo sigue siendo hoy día).

Corral del Carbón

Además de embellecer la ciudad de Granada, fue uno de los grandes constructores de la Alhambra. Fue Yusuf I quien construyó el Palacio de Comares, sin duda una de las joyas de la arquitectura nazarí y que es uno de los platos fuertes de nuestros tours por la Alhambra.

Durante la primera etapa de la llamada «Nueva Normalidad» se podía disfrutar del Palacio de Comares casi de manera privada

Pero no sólo se encargó de embellecer ambas ciudades, Granada y la Alhambra, sino que además creó varios espacios agrícolas irrigados al borde de la ciudad, junto a las murallas.

Lo que nos queda bastante claro es que la acción constructora de Yusuf I fue enorme. Sólo un emir en lo que queda de dinastía logró, posiblemente, superarlo: su propio hijo, Mohammed, que reinó como Mohammed V.

Según nos cuenta ibn al-Jatib, la obediencia del pueblo a Yusuf I era perfecta <<y su conducta en soportar las cargas tributarias admirable>>.

Por aquel entonces, el reino nazarí se mantenía en pie gracias a los conflictos que se estaban dando entre los reinos castellanos, pero también gracias al apoyo de la dinastía Meriní, que gobernaba en el reino de Marruecos (con capital en Fez) desde la caída de los almohades.

4. La muerte de Yusuf I

Yusuf I murió apuñalado al salir de la oración en una mezquita de Granada, a los 36 años de edad, el 19 de octubre de 1354, tras 21 años de reinado. Sin embargo, su asesinato nunca tuvo un móvil claro, ni siquiera en aquella misma época.

Según ibn al-Jatib, el asesinato no parecía ser político. Él, que no debía estar muy lejos del emir cuando todo ocurrió, aseguró que, tras detener la oración, el asesino fue alcanzado e interrogado, aunque sus palabras fueron incoherentes. ¿Se trató simplemente del impulso de un demente?

Por otro lado, ibn Jaldún coincide con ibn al-Jatib en que el asesino podría tener algún tipo de problema mental. Sin embargo, añade el ingrediente político: creía que el asesino podría ser uno de los hijos que Mohammed IV (predecesor y hermano de Yusuf I) había tenido o bien con una concubina o con alguna mujer del servicio de palacio. Con el paso de los años ha sido esta versión la que ha ganado más peso.

En cuanto al asesino, según ibn al-Jatib, tras morir el emir, fue entregado al furioso pueblo, que lo despedazó y lo quemó. A raíz del incidente fue cuando se empezó a reservar en las mezquitas un espacio reservado a la familia real, la maqsura, separado del resto por una verja de hierro.

A Yusuf I lo sucedió, como ya hemos visto, su hijo Mohammed, que reinó como Mohammed V, el otro gran emir constructor de la dinastía. Pero eso ya da para otro post…

Guía oficial de turismo e intérprete del Patrimonio en Granada, España

Maribel Contreras Sola

Guía Oficial de Turismo por la Junta de Andalucía GT/03682, Licenciada en Filología Inglesa y Máster en Enseñanza del Español como Lengua Extranjera, por la Universidad de Granada (UGR).

Mi trabajo consiste en convertir Granada en un libro abierto al visitante, en la divulgación rigurosa del conocimiento que creo, son factores que han marcado y definen mi experiencia laboral. Amo escribir acerca de Granada, es una forma de vivirla más intensamente y más personal.

¿Quieres registrarte?

A nosotros tampoco nos gusta el spam así que mandamos sólo cositas buenas

    Tu nombre*
    Email*
    He leído y acepto la Política de privacidad

    Volver a Sunset Blog

    Deja un comentario

    Reserva Ahora