info@sunsetours.es - La Alhambra - Entradas y visitas guiadas

Declive del Reino Nazarí (vol.III): 1431-1447

Lo sabemos: esta historia es un lío… Por eso vamos poquito a poco. Y aun así es un quebradero de cabeza (no imagináis lo que me está costando organizarlo todo de la manera menos liosa, tanto como para mí como para vosotros)…

Infancia y juventud de Yusuf V

No conocemos la fecha exacta de su nacimiento, pero sí sabemos que las crónicas castellanas lo llamaban ‘El Cojo‘.

En un post anterior ya mencionamos que el padre de Yusuf nunca fue sultán. Sí lo fueron, sin embargo, su bisabuelo (Mohammed V), su abuelo (Yusuf II) y sus tíos (Mohammed VII y Yusuf III). Por otro lado, su madre, Fátima, era hermana de Mohammed IX.

La juventud de Yusuf V

La primera actuación de Yusuf V de la que tenemos constancia tuvo lugar en 1431, bastantes años antes de llegar a ocupar el trono. Esta actuación de la que hablamos consistió en mandar al ejército nazarí a la batalla de la Higueruela frente al poderosísimo ejército de Juan II de Castilla.

A finales de diciembre de ese mismo año 1431, Yusuf acompañó a su tío Mohammed IX, primero a Almería y después a Vélez-Málaga, cuando éste abandonó la Alhambra huyendo del avance de Yusuf IV.

Después, fue un participante de lo más activo en la recuperación del poder de su tío. Su colaboración fue tal que podríamos considerarlo prácticamente el artífice.

Poco después de que Mohammed IX recuperara el trono (recordemos que ya iba por su tercer reinado), durante el verano de 1432, el joven Yusuf continuó su actividad militar.

Miniatura que podemos encontrar en el Palacio del Partal en la Alhambra. No es Yusuf V, por cierto

El joven Yusuf vivía en Granada con su tío, con el que tenía una relación magnífica. Pero, por alguna razón que desconocemos, esa relación se enturbió y se fue enfriando hasta el punto de que Yusuf abandonó Granada y se instaló en Huétor Santillán. Lógicamente, en este Juego de Tronos granaíno, hubo quien aprovechó el distanciamiento entre ambos para avivar el conflicto entre tío y sobrino

La madre de Yusuf, Fátima (recordemos, hermana de Mohammed IX), temiéndose lo peor, medió entre los dos y consiguió que el emir nombrara a Yusuf alcaide de la alcazaba de Almería, apartándolo así de las intrigas de la capital. En un primer momento, Mohammed IX se resistió. Acabó accediendo, más que nada, porque así alejaba de la Alhambra al que consideraba un peligroso pretendiente al trono, ya que su sobrino, el joven Yusuf, había conseguido mucha popularidad y mucho prestigio con sus acciones militares. ¿Podría ser esta la razón real del distanciamiento entre tío y sobrino? Ahí lo dejo…

Como ya vimos en un post anterior, Yusuf se fue viniendo arriba y salieron a la luz su rebeldía y exigencias varias (como fue, nada más y nada menos, la acuñación de su propia moneda).

Fue tal la rebeldía de Yusuf que Mohammed IX decidió personarse en la alcazaba de Almería. Lejos de acobardarse, Yusuf se autoproclamó sultán (ya os dije que Yusuf estaba ya muy arriba…)

Tras un mes de asedio, Mohammed IX decidió regresar a Granada. Pero tanto Granada como Guadix se habían sublevado en favor de Yusuf. Mohammed IX se dirigió a Málaga, pero cada localidad por la que iba pasando se la iba encontrando sublevada también a favor de su sobrino.

Mohammed IX fue lo suficientemente inteligente como para abdicar en favor de Yusuf, finalizando así la guerra civil y recibiendo, claro está, favores, como el permiso de poder instalarse en la Alhambra.

Reinado (intermitente) de Yusuf V

Y así de convulso comenzó el reinado de Yusuf V. Durante los primeros meses de reinado se dedicó a organizar la administración y repartir cargos y privilegios entre sus partidarios, que no eran pocos.

Y con lo venido arriba que estaba Yusuf, podréis pensar que nadie se le atrevía a toserle y pudo reinar en paz… Pues no, queridos amigos… Y es que, inmediatamente después de su entronización, tuvo que hacer frente a una sublevación encabezada por el príncipe Abu l-Wallid Ismail, pariente de los nazaríes y que vivía en la corte castellana de Juan II. Menudo plot twist

El príncipe se dedicó a provocar, básicamente, para conseguir la agitación de la capital. Pero Yusuf V, que ya hemos visto que a espabilado le ganaban pocos, destituyó a su visir (culpándolo de la situación, por supuesto) y nombró en su lugar a Abu l-Qasim Muhammed ibn Yusuf, de la poderosa familia de los Banu l-Sarray (más conocidos como Abencerrajes) y que logró apaciguar a todo el mundo.

El príncipe comprendió que iba a tener más que difícil conseguir sus objetivos y volvió a Castilla, recuperando así Yusuf V la estabilidad. Gracias a esta estabilidad, por cierto, el emir también pudo recuperar muchas plazas que los nazaríes habían ido perdiendo ante los cristianos.

Y todo podría parecer muy bonito, pero la situación interna del reino era un auténtico polvorín. Por un lado, los partidarios de Mohammed IX volvían a intentar restaurarlo en el trono. Por otro lado, ¿os acordáis del príncipe Ismail? Pues se presentó en Guadix y esto debió desencadenar que, tan solo tres días después, Yusuf V abandonara la Alhambra y se dirigiera a Almería. Aquella misma noche, el depuesto Mohammed IX se separó de Yusuf V y se trasladó a Salobreña con sus seguidores.

El príncipe Ismail ocupó la Alhambra y llegó a ser entronizado como Ismail III. Comenzaron entonces una serie de ataques de Yusuf (ayudado por los aragoneses) contra el nuevo emir (ayudado por los castellanos). Y la verdad es que a Yusuf le iba muy bien y consiguió recuperar plazas perdidas muchos años atrás.

Pero todos los esfuerzos de Yusuf no le sirvieron para mucho: fue traicionado por su visir, quien lo asesinó en Almería el 13 de agosto de 1447.

Sin embargo, su intensa labor de desgaste contra Ismail III sí tuvo su fruto, y es que contribuyó al derrocamiento de éste tan solo un mes después de la muerte de Yusuf V. A Ismail no le quedó más remedio que huir a Castilla. Y claro, ahí estaba el espabilado de Mohammed IX que consiguió recuperar el trono, oooootra vez, el 11 de septiembre de 1447.

Hay que fijarse en varios detalles de esta historia para entender realmente lo que sucede aquí; que se iniciaba una revuelta en cada pueblo que Muhammad IX cruzaba volviendo de Almería a Granada, a favor de su sobrino; y que Yusuf V fue un sultán que recibió el apoyo del Reino de Aragón para ocupar el trono, siendo destronado no mucho más tarde por Ismail III, ayudado por Castilla.

¿Qué hay detrás del reinado de Yusuf V?

Aunque Granada seguía siendo un territorio rico, para 1431 cuando tuvo lugar la batalla de Higueruela, el sultanato nazarí ya había entrado en declive, algo que la población habría de notar en sus ingresos y el aumento progresivo de la presión fiscal para mantener un ejército útil para la defensa. Y aunque aún bullese su comercio, Granada era como una isla, arrinconada contra el Mediterráneo por Castilla y Aragón, sin que más allá de sus costas existiese un fiable aliado musulmán del que poder servirse.

¿Qué fue la batalla de Higueruela sino la evidencia de que Granada era ahora tierra de oportunidades para alcanzar poder y prestigio? Así lo entendió el rey Fernando I de Aragón cuando entre otros territorios, arrebató Antequera a Granada en 1410 y más tarde cuando el valido de Juan II de Castilla, Don Álvaro de Luna, incursiona la Vega de Granada en 1431, talándola (como Fernando el Católico haría durante el sitio final de Granada) buscando enfrentar su poderoso ejército con el de Muhammad IX mandado por su sobrino Yusuf, dando lugar a la batalla de Higueruela, una de las pocas campales de la historia de Granada y habida ante la vista de la ciudad, para pavor de sus habitantes.

Para los cristianos era evidente la rentabilidad política y económica que Granada les granjeaba: podían generarse prestigio al tiempo que iban desmantelando un reino de infieles del que todos se creían en el deber de destruir para acabar con la secular presencia islámica en la Península. En consecuencia, el relato histórico resultante para esta época en Granada es, cuanto menos, laberíntico.

Así que si nos decís que a estas alturas de la historia tenéis un lío tremendo, nos lo creemos. Pero quien avisa no es traidor, y ya os dijimos que esto era nuestro Juego de Tronos local…

Tranquilos, que no dejaremos a Mohammed IX ahí colgado… Amenazamos con volver…

Guía oficial de turismo e intérprete del Patrimonio en Granada, España

Maribel Contreras Sola

Guía Oficial de Turismo por la Junta de Andalucía GT/03682, Licenciada en Filología Inglesa y Máster en Enseñanza del Español como Lengua Extranjera, por la Universidad de Granada (UGR).

Mi trabajo consiste en convertir Granada en un libro abierto al visitante, en la divulgación rigurosa del conocimiento que creo, son factores que han marcado y definen mi experiencia laboral. Amo escribir acerca de Granada. Es una forma de vivirla más intensamente y más personal.

Volver a Sunset Blog

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00