17-06-2021: Un año de nueva normalidad en la Alhambra

El 17 de junio de 2020 la Alhambra volvió a abrir sus puertas después del confinamiento a causa de la COVID. Hoy se cumple un año de aquello. Un año en el que los profesionales del turismo hemos trabajado con no pocos altibajos. Ahora tocará vivir un periodo de nueva normalidad en la Alhambra, tanto para visitantes como para profesionales. Todo un desafío…

1. La Alhambra pre-COVID

Ocho mil. Ese gran número de personas, aproximadamente, pisaba la Alhambra a diario antes de que el coronavirus llegara a nuestras vidas. Y es que nuestro monumento más universal era el más visitado de España, junto con la Sagrada Familia de Barcelona.

Si visitasteis la Alhambra antes de 2020 (o si por lo menos lo intentasteis), ya sabréis lo difícil que era conseguir entradas con una antelación menor a, mínimo, dos meses. Una auténtica locura.

Recuerdo especialmente el caso de una señora de Colombia que, según me contó, estuvo a punto de perder su vuelo a Granada y, por consiguiente, su visita a la Alhambra. Y me lo decía con las lágrimas a punto de escaparse de sus ojos porque, visitar la Alhambra, era su sueño desde que de niña escuchó hablar de ella por primera vez. Lamentaba lo mucho que le costó conseguir ajustar todo su viaje por España a partir del momento en el que consiguió entrada para la Alhambra. Ese era el nivel.

Pero aún podía ser peor. El caso más frecuente era el de aquellos viajeros que preguntaban en taquillas por la inexistente reventa de tickets: venían de haber recorrido la otra cara del planeta Tierra para descubrir que las entradas para ese día se habían vendido desde mucho tiempo atrás. Es difícil recordar cada cara, pero la sensación de decepción que transmitían solía ser la misma.

Dentro del monumento, hacerse una foto en soledad era prácticamente imposible. Y es que los muchos grupos, familias, viajeros solitarios y guías recorrían el monumento de arriba abajo en un incesante bullicio.

Un día normal pre-pandemia en el Patio de los Leones
Esto también era algo bastante común

Tampoco era fácil ajustar los tiempos de cada viajero. Las colas interminables o la dificultad para cruzar determinados lugares atestados de gente solían ser factores para que muchos visitantes llegaran con retraso a otras etapas de su viaje o simplemente su percepción de lo que para ellos era la Alhambra acabara por no parecerse ni en lo más mínimo a sus expectativas antes de entrar al monumento.

Una de las muchas e interminables colas que solían formarse en el Generalife antes de la pandemia

2. La Alhambra en tiempos de COVID

A finales de enero de 2020 comenzaron a verse las primeras mascarillas entre visitantes y trabajadores de la Alhambra. Aquel hervidero de gente de todas partes del mundo era el lugar perfecto para la transmisión de virus.

Los turistas chinos y coreanos, que hasta el momento habían sido los más habituales, comenzaron a desaparecer paulatinamente mientras aquí leíamos atentos las noticias sobre un virus que jamás hubiéramos imaginado que acabaría por cerrar el monumento, algo que no consiguió ni la Guerra Civil.

He vivido en Granada toda mi vida y muchas veces he escuchado comentarios como «en Granada se acabaría el turismo si se cayera la Alhambra«. No lo podríamos haber creído antes de 2020. Pero la Alhambra «se cayó».

Nuestro trabajo empezó a disminuir mucho antes de saber lo que era un Estado de Alarma o un pangolín. Recuerdo que en febrero de 2020 ya trabajé poquísimo y lo contenta que me puse cuando me llamaron para un servicio de Alhambra nocturna el 14 de marzo.

Sin embargo, las noticias no eran alentadoras. Especialmente desde que se conocieron los primeros casos de COVID en nuestra amiga Italia. Comenzó a ser más que evidente que el virus, si no estaba ya en España, no tardaría en llegar.

Y así fue. Comenzaron a darse casos de COVID en todas las provincias españolas. Nuestro país se convirtió en el segundo más afectado de Europa (por detrás de Italia) y en el quinto del mundo. Pero Granada parecía resistir

Prácticamente todos los granadinos nos jactábamos de ser la única provincia de Andalucía con la que el virus no podía y lo atribuíamos, con humor (o más bien, con la archiconocida malafollá granaína), a los poderes del venerado Fray Leopoldo o a los de nuestro adorado brebaje local (no quería hacer publicidad, pero sí, me refiero a la cerveza Alhambra).

Fray Leopoldo de Alpandeire

Sin embargo, pasamos de la nada al todo en un fin de semana. Ni el mismísimo Fray Leopoldo pudo parar al virus y el 12 de marzo se conocieron los primeros casos de COVID en Granada. Sin embargo, los datos conocidos más tarde, apuntan a que habría casos en Granada al parecer desde el 4 de marzo. Podría hablar también de cómo, a finales de diciembre de 2019, muchos de los que trabajamos en la Alhambra pasamos por «una gripe malísima». Aunque creo que es muy osado asegurar que aquello ya fuera COVID, ahí lo dejo.

Aquel fin de semana yo personalmente lo viví con el corazón en un puño. ¿Os acordáis de aquel servicio de Alhambra nocturna que tenía programado para el 14 de marzo después de bastantes semanas de poco (o cero) trabajo? Pues aquel mismo jueves 12 de marzo alrededor de las 20:30, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, anunciaba que a partir del lunes 16 de marzo se cancelarían las visitas a monumentos y museos. Parecía que, a pesar de todo, iba a poder trabajar… Sin embargo, poco después de aquella noticia, el Patronato de la Alhambra anunció que el monumento cerraría desde el viernes 13. Mi gozo en un pozo…

Lo que siguió ya todos los sabéis… La gente comprando papel higiénico como locos, sofá-peli-manta, lavarnos las manos continuamente, Fernando Simón hasta en la sopa (y Resistiré del Dúo Dinámico -y sus mil covers también), aplausos a las 20:00, prórrogas del estado de alarma, videollamadas, música en los balcones, quedarnos sin todas las fiestas del año y la esperada desescalada

Alguien (no recuerdo quién) me mandó este vídeo a Whatsapp. A las 20:00, los aplausos y la campana de la Torre de la Vela

3. La Alhambra post COVID-19

El 2 de mayo pudimos volver a salir a la calle a pasear y a reencontrarnos con las bonitas calles de Granada, escenario de muchas de nuestras jornadas de trabajo (que no todo va a ser Alhambra). Sin embargo, los guías tuvimos que esperar hasta el 16 de junio para volver a pisar los Palacios Nazaríes, un día antes de la reapertura oficial del monumento. Aquel día nos explicaron in situ los nuevos recorridos estratégicos y el protocolo a seguir. Pero seamos sinceros: estábamos más pendientes del reencuentro con la Alhambra. Y es que verla vacía era todo un lujo (ya hemos hablado más arriba de cómo era visitar el monumento antes de la COVID).

Al día siguiente, hace hoy un año exacto, los guías de AGIP volvimos a reunirnos en la Alhambra para realizar una serie de actos y fotografías.

Nueva normalidad en la Alhambra, un camino largo que hemos recorrido entre todos
Esta fue la mejor foto de aquel día, sin duda

No podemos olvidar tampoco que al día siguiente de aquello ofrecimos visitas guiadas gratis por el centro de Granada al personal sanitario en agradecimiento a su labor durante aquellos duros meses de pandemia (porque además, parecía que la pesadilla se había acabado).

Aunque la Alhambra reabrió sus puertas el 17 de junio, yo no volví a guiarla hasta el 24 del mismo mes. Julia, una vecina mía de toda la vida, me llamó porque quería ir con su familia «ahora que no habría mucha gente». Si a la pandemia le añadimos el calor que hacía aquellos días, os podéis imaginar que, efectivamente, disfrutamos de la Alhambra prácticamente para nosotros solos. Por un lado, todo un lujo. Por otro, una verdadera pena verla así de vacía. ¡¡Con lo que ella había sido!!

Esta foto me la hizo mi vecina Julia durante la explicación del Patio de Comares aquel día de mi vuelta al trabajo tras el confinamiento. Y como veis, estábamos totalmente solos…

Aunque hubo algo de trabajo por la poca gente que pudo desplazarse hasta Granada, mi verano de 2020 se resumió básicamente en eso: familia y amigos que quisieron aprovechar la poca afluencia por falta de turistas para (re)visitar la Alhambra, cosa que antes, como dije más arriba, era tan difícil.

Aquello parecía oler a nueva normalidad en la Alhambra, pero con la llegada de la segunda y de la tercera ola después de un verano con no demasiados contagios, la Alhambra volvió a cerrar sus puertas el 10 de noviembre, y lo hizo hasta el 1 de diciembre. Fue entonces cuando los guías volvimos a tener un respiro… Poquito a poco parece que todo va volviendo a algo parecido a la antigua normalidad, si es que aquel caos podía considerarse como algo normal.

Hoy, un año después de aquella primera reapertura tras el confinamiento, con la nueva normalidad en la Alhambra disfrutaremos de un aumento de su aforo (hasta el 75%). Es tu momento para venir a conocerla o a reencontrarte con ella.

¿Te acompañamos?

Guía oficial de turismo e intérprete del Patrimonio en Granada, España

Maribel Contreras Sola

Guía Oficial de Turismo por la Junta de Andalucía GT/03682, Licenciada en Filología Inglesa y Máster en Enseñanza del Español como Lengua Extranjera, por la Universidad de Granada (UGR).

Mi trabajo consiste en convertir Granada en un libro abierto al visitante, en la divulgación rigurosa del conocimiento que creo, son factores que han marcado y definen mi experiencia laboral. Amo escribir acerca de Granada, es una forma de vivirla más intensamente y más personal.

¿Quieres registrarte?

A nosotros tampoco nos gusta el spam así que mandamos sólo cositas buenas

    Tu nombre*
    Email*
    He leído y acepto la Política de privacidad

    Volver a Sunset Blog

    Deja un comentario

    Reserva Ahora