PASEA CON NOSOTROS |Pandemia Edition 2020| El Bosque de la Alhambra

Nuestro canal de YouTube sigue creciendo, poquito a poco. Ya puedes acompañarnos desde allí en un pequeño tour virtual por el bonito Bosque de la Alhambra.

El día amaneció soleado y, dado que está siendo un otoño bastante lluvioso, nos pareció una buena oportunidad para salir a grabar algo, aprovechando la luz natural y los bonitos colores otoñales.

Ya habíamos hecho un pequeño tour virtual por el centro de Granada, así que nuestro siguiente paso fue subir la Cuesta de Gomérez, que lleva directamente al Bosque de la Alhambra.

Como ya hemos dicho, era un día de sol precioso y este 2020 todos estamos aprovechando para salir a caminar más que de costumbre. No vaya a ser que nos vuelvan a confinar y nos quedemos con las ganas. Si a eso le añadimos que era domingo, ya sabemos por qué durante el trayecto nos fuimos encontrando muchos grupos de amigos, familias, parejas… Todos disfrutando de rincones de su ciudad y sí, tranquilos: todos, aparentemente al menos, siguiendo las medidas de prevención y seguridad.

Pero no todo era tan normal, a lo mejor recordaréis que Granada ha sido una de las provincias de España más golpeadas por la pandemia, de modo que, desde finales de octubre a principios de diciembre, todos los servicios no esenciales quedaron cerrados por decreto, esto es, prácticamente todo el sector hostelero y todos los monumentos, Alhambra incluida.

Como resultado, el bosque de la Alhambra estaba inusualmente lleno de lugareños, cuando por lo general suele haber más turistas que locales, y mucho menos dando vueltas hacia ninguna parte, suspirando por volver a degustar las benditas tapas granaínas alrededor de las que se reúnen tantos amigos y familias.

Aún así, el Bosque de la Alhambra es un rincón de la ciudad bastante recurrente para los paseos de domingo de los granadinos. Y no nos extraña. Es un lugar mágico, lleno de rincones por los que “perderse” (tranquilos, nadie se ha perdido nunca en el sentido más estrictamente literal de la palabra).

Un lugar a la sombra de chopos, castaños de Indias, acacias, avellanos, cipreses y otras muchas especies, donde los niños juegan, desde tiempos inmemoriales, a hacer carreras de hojas en los canales-acequias a los lados de los paseos, donde las parejas pasan románticas horas con cierta intimidad y donde uno puede evadirse del mundanal ruido de la ciudad a escasos metros de ella. Sin embargo, hay aquí una peligrosa minoría de ciclistas que descienden la cuesta central a gran velocidad y nos pueden dar algún que otro susto de muerte con sus sorpresivos adelantamientos, casi zumbándonos las orejas.

Con todo, este es un bosque que engaña ¿y si te dijera que mantiene, en gran parte, su apariencia de hace un par de siglos? Tiene árboles muy antiguos, pero la mayoría datan del siglo XIX, cuando se configuró definitivamente este barranco como parque, aún así conviene recordar que durante el siglo XVIII no hubo tal masa arbórea y el espacio evocaría su etapa medieval, islámica, cuando estaba mucho más despejado, como vemos en el siguiente grabado francés del siglo XVIII.

Pero si observamos cualquier foto de los siglos XIX o XX nos damos cuenta de que hemos estado paseando por un espacio natural que no ha sufrido, al menos, cambios radicales.

Puedes compararlo: el nuevo vídeo de nuestro canal te acompañamos en un breve recorrido por algunos de los rincones de este bosque urbano. Después, estará en tus manos acompañarnos de verdad, cuando todo esto pase. Estaremos encantados de ir contigo a este enclave y a otros muchos más.

¿Quieres registrarte?

A nosotros tampoco nos gusta el spam así que mandamos sólo cositas buenas

    Tu nombre*
    Email*
    He leído y acepto la Política de privacidad

    Deja un comentario

    Reserva Ahora