info@sunsetours.es - La Alhambra - Entradas y visitas guiadas

Granadinos Ilustres. Parte 12: Mohammed VIII y Mohammed IX || Declive del Reino Nazarí (vol.I): 1419-1431

En un post anterior sobre Mohammed VII y Yusuf III ya os lo advertimos: la historia de la dinastía no iba a parar de complicarse. En este post continuamos con Mohammed VIII y Mohammed IX, dos sultanes intermitentes pero que nos dieron unos capítulos de historia llenos de conspiraciones de lo más interesantes…

Mohammed VIII y Mohammed IX marcan el principio del fin de la Dinastía Nazarí

Espero que estéis preparados, porque se vienen unos cuantos posts bien cargaditos de intrigas…

La infancia de Mohammed VIII

Mohammed VIII nació en Granada algún día del año 1410, entre agosto y octubre. El 3 de noviembre de 1415, su padre, el emir Yusuf III, celebró una fiesta en la que el pequeño Mohammed recibió el juramento de fidelidad como heredero al trono de Granada.

Apenas dos años después de aquello, en 1417, Yusuf III murió en Almuñécar, por lo que Mohammed, de sólo siete añitos, fue proclamado emir con el nombre de Mohammed VIII. Los cristianos lo llamaban ‘El Chiquito‘ o ‘El Pequeño‘ debido a su minoría de edad.

El primer reinado de Mohammed VIII

Tras solamente un año de reinado, se hizo más que evidente el excesivo poder que ejercía el gran visir sobre el -todavía niño- emir Mohammed VIII. Y claro, hubo ciertos sectores a los que esto no les gustaba nada de nada… Por esta razón, tramaron una conspiración para derrocarlo con la excusa de su minoría de edad.

Lo principal para llevar a cabo aquella conspiración era encontrar un candidato al trono. El elegido fue Mohammed ibn Nair, uno de los nietos de Mohammed V (y por lo tanto, tío segundo de Mohammed VIII). Este señor se encontraba recluido en Salobreña, probablemente por orden de Yusuf III.

Los conspiradores, con el apoyo de la familia de los Abecerrajes (ya muy importante por aquel entonces), se dirigieron a Salobreña, liberaron a Mohammed ibn Nair y lo proclamaron sultán allí mismo con el nombre de Mohammed IX.

Al llegar a Granada, les cerraron las puertas. Así, los conspiradores buscaron ayuda en la Mezquita para probar que la minoría de edad de Mohammed VIII era un impedimento para reinar. Aunque no era la primera vez que llegaba al trono un emir menor de edad, los conspiradores obtuvieron el apoyo necesario.

El pequeño Mohammed fue enviado a prisión el 20 de marzo de 1419, tras solamente dieciséis meses de reinado (de momento) en los que, sin embargo, le dio tiempo a acuñar monedas de oro.

El primer reinado de Mohammed IX

Mohammed IX, que habría nacido entre 1384 y 1385, era conocido como al-Aysar o ‘El Zurdo‘.

Mohammed IX nombró visir a uno de los dirigentes que organizaron la sublevación, que pertenecía a la familia de los Abencerrajes, que, a partir de entonces y hasta el final de al-Ándalus, ejercerían una influencia política en el reino de lo más decisiva.

Sin embargo, la llegada al trono de Mohammed IX estuvo bien lejos de consolidar el poder y estabilizar el trono. Todo lo contrario, abrió un periodo de derrocamientos, sublevaciones e inestabilidad política. Y esto no hizo más que debilitar el Reino de Granada, que se hizo más vulnerable ante los reinos cristianos.

Así, el 9 de enero de 1427, tras ocho años de reinado de Mohammed IX, tuvo lugar otra sublevación: la del joven Mohammed VIII para recuperar el trono… Mohammed IX acabó siendo destronado y huyó a Almería y de ahí a Fez, cuyo sultán lo acogió y le ofreció ayuda para recuperar el trono

El segundo reinado de Mohammed VIII

Con tan sólo 16 años de edad, al volver al trono, Mohammed VIII formó el nuevo gobierno contando con sus partidarios y con sus primos hermanos Yusuf y Abu Nasr Saad.

La primera actuación política de Mohammed VIII en su segundo reinado fue la confirmación y mantenimiento de las treguas anteriores con los reyes cristianos. Aunque, como era bastante habitual, estas treguas no impidieron que existieran incidentes o altercados fronterizos, aunque en ningún caso la paz se vio amenazada.

Sin embargo, entre 1428 y 1429, el rey castellano Juan II (que más tarde sería el padre de la futura Isabel I de Castilla) mantenía contacto con Mohammed IX, que se encontraba en Túnez. Lo que pretendía era avivar una guerra civil para dividir y desestabilizar el Reino de Granada. Por eso apoyó a los Abencerrajes, que comenzaban a conspirar de nuevo para derrocar a Mohammed VIII. El rey castellano les prometió ayuda y envió un embajador a Túnez para pedirle al sultán que ayudase a Mohammed IX a volver al trono.

Juan II de Castilla

Con el rey de Aragón, Alfonso V, logró Mohammed VIII tener una relación bastante buena. Sin embargo, Alfonso V jugaba en realidad a dos bandas, ya que había acogido a partidarios de Mohammed IX que habían huido de Granada y, peor aún, llegó a emitir un salvoconducto en 1429 a favor de Mohammed IX para facilitarle su regreso de Túnez.

Alfonso V de Aragón

Muchos de los seguidores de Mohammed IX habían ido trasladándose a Túnez escapando de las represalias de Mohammed VIII. Por eso, el sultán de Túnez facilitó los medios para que Mohammed IX pudiera regresar a Granada.

Casi de inmediato, Almería reconoció a Mohammed IX como sultán, a lo que se fueron uniendo cada vez más territorios, desencadenando la división y la guerra civil. Mohammed IX comenzó su viaje de Almería a Granada, pero Mohammed VIII envió a su encuentro a unos 600 caballeros. Sin embargo, más de la mitad de aquellos soldados se unieron a Mohammed IX, por lo que el resto regresó a Granada.

Mohammed IX consiguió llegar a Granada y Mohammed VIII se atrincheró en la Alhambra con más de 500 hombres. Mohammed IX comenzó el asedio a la vez que iba recibiendo el apoyo y la adhesión de más territorios y ciudades.

Mohammed VIII fue capaz de resistir varios meses. Pero entre mediados y finales de marzo de 1430, los conspiradores cortaron el suministro de agua a la Alhambra, lo que obligó a Mohammed VIII a negociar su rendición.

Mohammed VIII consiguió salvar la vida pero fue recluido en Salobreña, desde donde pidió ayuda a Juan II de Castilla. Este, esperando sólo seguir avivando la guerra civil en Granada, aseguró que le ayudaría…

El segundo reinado de Mohammed IX

Mohammed IX no fue capaz de consolidar ni estabilizar su poder y la situación no hacía más que complicarse. Por un lado tenía a sus opositores, que aprovecharían cualquier oportunidad para traer de vuelta al trono a Mohammed VIII. Por otro lado, Juan II de Castilla preparaba la guerra contra Granada y además parecía apoyar también a Mohammed VIII. Todo esto creó un clima de descontento en el pueblo que también podría conducir a una sublevación contra Mohammed IX y la restauración de Mohammed VIII.

Mohammed IX se vio tan amenazado que, para evitar que se repitiera la historia, ordenó, a finales de abril de 1431, la ejecución de Mohammed VIII y la del hermano de este, Abu al-Hassan Ali (que también era hijo de Yusuf III y podría acceder al trono) en la misma cárcel de Salobreña.

Castillo de Salobreña

Sus órdenes se cumplieron, pero también tuvieron el efecto de hacer mayor la división entre los dos sectores enfrentados

En cuanto a la descendencia de Mohammed VIII, dejó dos hijos muy pequeños, de los que se encargó Mohammed IX. Incluso, nombró a uno de ellos, también llamado Mohammed, como heredero…

A Mohammed IX se le conocen dos esposas, Zahr al-Riyad (Flor del Jardín) y Umm al-Fath, que era hija del emir Yusuf II (y por tanto, prima hermana de Mohammed IX), con la que tuvo una relación muy especial. Con su primera esposa tuvo a su hija Umm al-Fath (sí, se llamaba igual que la segunda esposa), que terminó casada con su primo, el futuro Mohammed X.

Con su segunda esposa tuvo otras dos hijas, Fátima y Aixa que, ya sí, queridos lectores, se trata de la Aixa más famosa de la Alhambra, que se casaría con el futuro emir Abu al-Hasan (o Muley Hassan, Muley Hacén) y que dio a luz al último emir de la dinastía, Mohammed XI, más conocido como Boabdil.

Somos conscientes de lo complicada que es esta parte de la historia nazarí… Por eso es mejor ir por partes (y aún así, es complicado hasta para nosotros organizar los diferentes posts).

Por ahora, dejamos a Mohammed IX en su segundo reinado. Estad atentos porque la historia continúa. Porque no, el segundo reinado no fue el último de Mohammed IX

Guía oficial de turismo e intérprete del Patrimonio en Granada, España

Maribel Contreras Sola

Guía Oficial de Turismo por la Junta de Andalucía GT/03682, Licenciada en Filología Inglesa y Máster en Enseñanza del Español como Lengua Extranjera, por la Universidad de Granada (UGR).

Mi trabajo consiste en convertir Granada en un libro abierto al visitante, en la divulgación rigurosa del conocimiento que creo, son factores que han marcado y definen mi experiencia laboral. Amo escribir acerca de Granada, es una forma de vivirla más intensamente y más personal.

¿Quieres registrarte?

A nosotros tampoco nos gusta el spam así que mandamos sólo cositas buenas

[contact-form-7 id=»7223″ title=»Formulario de contacto 1″]

Volver a Sunset Blog

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00